El preparador físico de la selección española, el ceheginero Javier Miñano, asegura que «se lo debo todo a Vicente del Bosque, en lo profesional y en lo personal»

 

Javier Miñano, Madrid 1967. Hijo de padres cehegineros y preparador físico de la selección española que ganó el Mundial de Sudáfrica a las órdenes de Vicente del Bosque y Toni Grande. Luego, no se nos olvida, vendrían dos Eurocopas.

Tres frases que resumen una vida dedicada al fútbol. Pero qué hubo antes de esos logros con ‘la Roja’ y qué le depara el futuro. Para saberlo nos hemos acercado hasta el complejo deportivo ‘El Almarjal’ de Cehegín que, desde hace varios años, lleva también su nombre.

Desde 2012, Javier Miñano dirige un campus de tecnificación y perfeccionamiento que, esta edición ha reunido a más de 160 niños y jóvenes de toda la geografía española. Es su aportación anual con el pueblo y sus gentes que desde pequeño, asegura, «me han acogido con cariño y hospitalidad».

El preparador físico nos recuerda cómo llegaron sus padres a Madrid, «primero se fue mi madre a trabajar a casa de una familia de Cehegín y poco después se marchó mi padre. Se casaron, se instalaron en el barrio de San Blas, donde crecimos mi hermana y yo, pero a ellos nunca les gustó la ciudad. Así que siempre que podíamos nos escapábamos al pueblo. Cada Semana Santa, cada Navidad y en las vacaciones de verano. Aquí todo eran primos, tíos, puertas abiertas, gente por la calle,…., nada que ver con la vida en un bloque de pisos. Luego mi hermana se casó con un ceheginero, Juan Reina, y finalmente mis padres, ya jubilados, se instalan en el barrio de San Juan, muy cerca de la plaza de toros. Así que, ahora, aunque es más difícil por motivos profesionales, regreso cada vez que puedo. Tenemos una casa familiar en Vera, Almería, pero mi lugar preferido de descanso sigue siendo Cehegín. Mucha gente me conoce, me saluda, pero consigo desconectar».

Entre recuerdo y recuerdo, Javier Miñano también nos cuenta que «estudié en el INEF, y me pagué la universidad dando clases de judo -es cinturón negro, segundo dan-. Cursando el último año hice el servicio militar en el IMEC (Instrucción Militar para la Escala de Complemento destinada a universitarios). Siendo alférez empecé a trabajar en el Atlético de Madrid, como preparador físico del equipo cadete B. Allí permanecí 3 temporadas y pasé por todas las categorías hasta que la directiva del club decidió eliminar la cantera y pasé al Real Madrid como muchos jugadores, entre ellos Raúl».

Allí trabajó con Toni Grande en el filial, y con Arsenio Iglesias unos meses en el primer equipo. Regresó después para vivir una gloriosa etapa con del Bosque y terminó ganando todos los títulos de la era galáctica -en 4 años dos champions y dos ligas-. Excepto un año que pasó con Miguel Ángel Portugal en el Racing de Santander, Miñano ha hecho carrera con Vicente del Bosque, que antes de reclamarlo para la selección, se lo llevó al Besiktas turco.

El preparador físico asegura que «del Bosque ha sido todo en mi carrera. En lo profesional y en lo personal. Han sido 24 años de trabajo en equipo. No solo es un referente en los mayores éxitos deportivos del fútbol nacional; es un maestro de la elegancia que no se ve, la que dicta un comportamiento ejemplar, que acepta las victorias y las derrotas con el mismo respeto y sentido de la responsabilidad. Ya les dijo a los críos durante su visita al campus que es muy importante aceptar las derrotas, con normalidad, sin convertirlas en catástrofe ni drama, porque solo puede haber un ganador».

Respecto al Mundial de este año, Javier Miñano señala que «empezamos muy bien, el equipo estaba fuerte, pero el gol de Croacia cambió el rumbo. Siempre he defendido que la mentalidad, la cohesión del grupo es lo más importante para salir a ganar. Algo falló y el resultado es el que todo sabemos».

Vicente del Bosque ya ha anunciado que se jubila y Toni Grande es muy posible que también lo haga, aunque aún no ha anunciado nada. Así que le preguntamos a Javier Miñano cuáles son sus planes de futuro. «Cumplo contrato el 31 de julio y la verdad es que, ahora, solo pienso en descansar; disfrutar de mi mujer y mis dos hijos. Pero claro hay que estar a la expectativa, aquí también se cumple lo de ‘partido a partido’, hay que esperar a ver lo que pasa».

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios en este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PUBLICIDAD

Agenda

Planificando agenda.

Información

Farmacias de Guardia telefonos-interes-cehegin

PUBLICIDAD

Últimos Tweets

Chicago Web Design

Un proyecto de comunicación basado en la profesionalidad, honestidad y transparencia a la hora de analizar lo que ocurre, cuándo, cómo, dónde y por qué. Todo contado de una forma clara y sencilla. ACERCA DE NOSOTROS

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

HISTORIAS Y PAISAJES

ÚLTIMOS COMENTARIOS

  • ceheginpaco:

    […] Cehegín vive de lleno el Viernes de Dolores con la procesión de ‘Los Negros&#...

  • Recuperando memorias poéticas, manifiesto – Cultura y Vanguardia:

    […] de Cehegín. Nuestra exploración sobre la figura de Fernando Gil Morales nos ayudó ...

  • María José:

    Hola! Mi tatarabuelo era Blas Brando(S. XIX), hijo de Domingo y Mariana (todos de Villa Marat...

  • Norberto Marín:

    Hola: Si me pasas el segundo apellido del Florenciano más antiguo, igual puedo encontrar su...

  • Norberto Marín:

    Si tu abuela, Ana María Guirao Florenciano, era de Cehegín, te puedo aportar datos. Lo de los...

  • lapanoramica.es - © Copyright 2014, Todos los derechos reservados
    Aviso Legal | Ley de Cookies
    Diseñado por Esdide