‘Caravaca de las Maravillas, Cehegín de la Vera-Cruz’. Por Abraham Ruiz Jiménez, cronista oficial de Cehegín

 

 

Ya dije otro día que estos pueblos afines quedaban hermanados por su vega, sus montes, sus cuevas, sus ríos, desde el inmemorial de la Creación. Después vino aquello de que “cada cual en su casa y Dios en la de todos”, y Caravaca y Cehegín, Cehegín y Caravaca quedaron como dos burgos distantes una legua que los corceles de entonces recorrían como entrenamiento cara a las duras peleas, a las refriegas diarias o alternativas con los enemigos, cuyo nombre no cito para evitar reprimendas pero que quien oiga o lea, conoce bien.

Hoy, esa legua, seis kilómetros cabales, es como pasar de una calle a otra para comprarse una corbata o tomar café; también como para visitar a la novia o comprar yemas, es un decir.

En aquellos tiempos de las cabalgadas, las “fazañas” son conjuntas tras la llegada del Príncipe Alfonso, una de las cuales nos relata el poeta caravaqueño don Manuel Guerrero Torres:

Vínose en algarada un Rey muslín,

tala la vega y al poblado avanza,

y a maldición y a muerte y a venganza

tocaron las campanas de Cehegín.

 Y fue el rebato un toque de clarín;

Caravaca a los moros se abalanza

y en la morisma rompe con su lanza

Egea, el ceheginero paladín.

Pero estas dos hermanas están indeleblemente unidas por un mismo cordón umbilical que es la Peña Rubia y por los cauces de dos ríos, el Argos y el Quípar, a lo que hay que añadir la mutua atracción espiritual y económica de sus hombres y mujeres, de toda condición social, expresión del amor humano.

Un día estuve viendo partidas de matrimonio y de bautismo y quedé obnubilado de los cruces familiares entre gentes de ambas poblaciones, por lo que en una u otra no hacían más que pisar tierra común y, naturalmente, las devociones se comunicaban con un mismo fervor sacramental, pero iremos más allá.

Huestes cehegineras vivieron las horas de “la aparición” cuya noticia corrió como reguero de pólvora por los vecindarios. Y Cehegín sintió como suyo el acaecimiento, hasta el extremo de que cuando comenzaron a circular grabados o cruces con la Vera efigie se inundaron de ellos todos los hogares.

Y no digamos de la llegada y posteriores días de la Virgen de las Maravillas, cuyos grabados salieron inmediatamente, y que los artistas caravaqueños primero, y los fotógrafos, después, presentaban en el Convento de San Esteban para que los distribuyeran los misioneros franciscanos que recorrían la comarca. Las fotografías eran iluminadas a gran tamaño por los siempre estupendos fotógrafos caravaqueños. El último, Martínez, (me pregunto si se conserva su archivo).

Recordemos que los sueños del Padre Francisco Moreno Pastor de tener en Cehegín una imagen singular de la Madre de Jesús, alcanzaron su logro en Caravaca con la visita a don Pedro Antonio Peretti que hizo posible todos los imposibles y que cuando el día 25 de Julio de 1725 tuvo lugar la apertura de la caja de madera que la contenía había frente a “la bodeguíca” tantos cehegineros como caravaqueños. Muestra de aquella fe y hermanamiento estuvo, está, en esa imagen de Nuestra Señora que no lograron esculpir tan bella pero que la evoca y recibe culto en el Real Alcázar-Santuario.

Hay que añadir a ello las familias formadas por parejas de ambas poblaciones que fijan sus aposentos en uno u otro lugar según las conveniencias, a los que siguen sus obreros agrícolas y los sirvientes del hogar. Veamos unos casos:

-‘El Marqués de San Mamés, tiene en la calle Mayor de Cehegín una casa señorial desde cuyos balcones contempla la mole, dorada al sol, del Alcázar-Santuario. Pasa en ella largas temporadas y el año 1868, por unos piques que tienen los músicos de las dos bandas (de San Blas y de las Maravillas) se niegan, no “a tocar” en las fiestas de la Virgen, sino a servir a los Mayordomos de Fiestas, lo que resuelve el Marqués trayendo desde Caravaca la banda de “su” Cofradía de los Blancos. El Ayuntamiento, por esta y por tantas otras cosas, le nombra Hijo Adoptivo. Aquella casa, actual sede del Casino, se la adquirió el prócer y “notable jurisconsulto” don Alfonso Álvarez-Castellanos, Secretario Honorario de Isabel II, que se perdía por sus latifundios en el inmenso campo de Caravaca’.

-‘Antes, y desde Caravaca, llega don José Amancio Ruiz de Assín y Sahajosa (n. 1806) en quién recaen los vínculos patrimoniales de la familia Sahajosa, que se casará, sucesivamente, con las hermanas de don Alfonso: María Josefa (1837) y Antonia (1840)’.

-‘A por doña Mª Isabel, único fruto del primer enlace citado, vendrá desde Caravaca don Juan Marín Pérez (de Atienza) y descendiente del segundo y prolífico matrimonio nace en nuestros días, y en Caravaca, el joven historiador Diego Marín  Ruiz de Assín,  hijo de Tomás, caravaqueño y de Isabel, ceheginera; claro, que otro Diego, primo hermano de éste, se casa “en el Castillo” con la ceheginera Juana-Maravillas, madre de mis tres nietos caravaqueños’.

-‘El opulento don Fernando Martínez-Oliva se casa en Caravaca con doña Virginia Martínez-Iglesias, y sientan sus reales en Cehegín’.

-‘Don José Valero Carreño, se casa en Caravaca con doña Soledad Elbal así como don Joaquín Melgares de Aguilar Melgares con doña Bárbara Sánchez, que fijan su residencia en la calle Rafael Tejeo, y siguen otros que en nuestros días se actualizan con el de Gustavo Melgares Guerrero y Ana María Zarco Carreño, en Cehegín’.

-‘Don Antonio Espín Fernández de Guirao, cruzado de ceheginero y caravaqueña, se casa en Caravaca primero con Josefa y luego con Juana Arévalo, que residirán en Cehegín, y por ahí viene Lorenzo Espín Arévalo, el abuelo de mi esposa, cuya bisnieta Juana hemos citado’.

-‘El notable médico don Ginés de Paco y de Gea, se casa en Caravaca con doña Carmen López-Sánchez, pero es que, antes, el padre de ésta, se ha casado en Cehegín con doña Inés Massa Lorencio’.

-‘El Doctor Mas y Soler con su esposa Mª Josefa de Béjar Ciller, se afinca en Caravaca y allí  nace el “erudito ceheginero”, don Miguel Mas de Béjar, que se casa en Cehegín con otra Massa Lorencio, doña Josefina.

-‘Don Diego Giménez Girón se afinca en el Campillo que tomará ese nombre con escudo y Ermita privativos.

En el orden de los clérigos cehegineros hay una larga lista de correspondencias: desde los Vicarios don Antonio Carreño Muñoz (1745) y don Juan Francisco de Moya (1857) hasta el primer Arcipreste diocesano, don José Mª Caparrós y López, (1875)  cuando don Cayo Ortega, escribía sobre la teología de la unidad en la Santísima Vera-Cruz y, con los años, don José Espín Giménez que sería Párroco de El Salvador cuando la ceguera del gran Arcipreste Dr. don Tomás Hervás.

Las Fiestas de La Vera Cruz formaban parte del calendario de los Cehegineros desde aquellos tiempos tan difíciles en que se hacían los desplazamientos en caballerías y a pie:

“- ¿A dónde vas…?

  – ¡A la Cruz…!!

 – ¿De donde vienes?

 – ¡¡¡De la Cruz!!!”

y es que pese al cansancio físico de las gentes del pueblo no decaía su espíritu peregrinante ante la Patrona de Caravaca. Pero, vamos a la Virgen de las Maravillas cuya devoción tan arraigada en la población vecina encontraba su desahogo caminando descalzos en esa procesión de subida hasta el “alcázar de las nubes” que es la Iglesia Mayor de la Magdalena.

No menos grato ha sido, a lo largo de los años, el intercambio de altos funcionarios o profesionales, especialmente de la enseñanza que intercambiaron las dos poblaciones y hoy es motivo de congratulación que una personalidad con la relevancia del Hermano Mayor de esta Real e Ilustre Cofradía y su esposa ejerzan en la ciudad de las Maravillas sus profesiones y es que, entre ambas, no hay límites y, menos, distancias, ya lo decía.

Cuanto antecede, son unas notas tomadas al vuelo carentes de otra intención que no sea la de abrir una faceta referente a la vinculación de los pueblos, en este caso Cehegín, con la Santísima y Vera Cruz de Caravaca.

 

 

 

 

CATEGORIAS :

COMENTARIOS

Joaquin Guerrero Molina. 9 agosto, 2020 a las 8:18 am Responder

Me gusta mucho estos apuntes.Gracias a D, Abraham Ruiz Giménez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD

  • ANUNCIATE-AQUI.jpg
  • NUEVO-LOGO-IMAGEN-3.jpg
  • labarandica.jpg
  • banner-turismo-moratalla.jpg

Encuesta

Si eres de los afortunados que pueden ir de vacaciones este verano, ¿Cuál va a ser tu destino?

Agenda

Planificando agenda.

Información

Farmacias de Guardia telefonos-interes-cehegin

PUBLICIDAD

  • Optima-Ingenieria-Publi2.jpg

Últimos Tweets

Chicago Web Design

Seguidores de La Panorámica

Un proyecto de comunicación basado en la profesionalidad, honestidad y transparencia a la hora de analizar lo que ocurre, cuándo, cómo, dónde y por qué. Todo contado de una forma clara y sencilla. ACERCA DE NOSOTROS

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

HISTORIAS Y PAISAJES

ÚLTIMOS COMENTARIOS

  • Joaquin Guerrero Molina.:

    Me gusta mucho estos apuntes.Gracias a D, Abraham Ruiz Giménez....

  • juan vicente satorrees martinez:

    Vicente primo de Juan Antonio, tengo un primo muy inteligente y muy buena persona ,lastima que...

  • Jordi Chica Lozano:

    Gracias por anticipado. Haber si nos ayudamos, vosotros a que que ayudéis a estar empleado lo ...

  • María Luisa Perez Martinez:

    Soy prima de Juan Antonio. Tengo el libro publicado, que él mismo me regaló. Es un gran trab...

  • Montse:

    Que bonito ,primo Juan Antonio es precioso saber de nuestros origenes...

  • lapanoramica.es - © Copyright 2014, Todos los derechos reservados
    Aviso Legal | Ley de Cookies
    Diseñado por Esdide